Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Martes, 29 Mayo 2018 07:48

Rajoy prepara la moción de censura con preocupación: «Puede salir»

  • El presidente quiere intervenir en el debate para demostrar que «pelea» frente a Pedro Sánchez
Escrito por Radio Televisión Vida

En su despacho de La Moncloa, Mariano Rajoy prepara a fondo desde este fin de semana el debate de la moción de censura, que puede suponer el punto final a su presidencia y a su carrera política el próximo viernes, si Pedro Sánchez consigue sumar al menos 176 votos en el Congreso. Es una posibilidad que en el Gobierno tienen muy presente. Saben que las cuentas saldrán en función de la capacidad que tenga el líder socialista para prometer y pactar, y en este momento no hay ni rastro de optimismo en La Moncloa. «Lo que hay es preocupación, y mucha. La moción puede salir, lo sabemos y estamos centrados en pelear para evitarlo», comentan a ABC fuentes próximas a Rajoy.

El presidente trabaja en la preparación de la moción desde el mismo viernes, en cuanto se confirmó la iniciativa de Pedro Sánchez. El «minigabinete» de crisis que encabeza Rajoy para afrontar esta prueba de fuego está formado por su «equipo médico habitual», como dicen de forma coloquial en La Moncloa. Ahí están la vicepresidenta del Gobierno, su jefe de gabinete, el portavoz y la secretaria de Estado de Comunicación. Un grupo al que se van sumando ministros, como los de Economía y Hacienda, cuyos datos serán fundamentales en la defensa, y el contraataque, de Rajoy. La ministra de Defensa, y secretaria general del PP, también forma parte de las consultas de Rajoy, que ante debates cruciales como este suele escuchar, tomar nota y decidir.

Impacto del bloqueo
Desde los ministerios llegan a La Moncloa decenas de fichas con datos, que Rajoy estudia, selecciona y usa, o no, para el debate. También está recibiendo numerosos informes breves, como el que indica que el bloqueo político por la iniciativa de Sánchez podría tener un impacto de 4.800 millones de euros en el PIB. Uno de los principales argumentos que utilizará para combatir a Sánchez e intentar frenar su intención de echarle de La Moncloa es que su moción es «dañina para España» y supone un misil contra la recuperación económica. La subida de la prima de riesgo, desde que se confirmó la moción, y la caída de la Bolsa, son dos pruebas que La Moncloa utiliza estos días para demostrar los efectos que empieza a tener esa moción, solo con anunciarse.

«Estamos preocupados, pero no solo porque el Gobierno pueda caer, sino sobre todo por España», confiesan en La Moncloa, donde creen realmente en los efectos catastróficos que tendría para el país que Sánchez se hiciera con el poder en este momento, apoyado por los golpistas catalanes o por los populistas, o por todos a la vez.

La sentencia de Gürtel
Pero la economía no será el único argumento del Gobierno en su defensa. La situación en Cataluña, el momento crítico para España, con el 155 aún en vigor, será otro de los ejes. Y el Ejecutivo quiere afrontar también el problema que está detrás de la presentación de la moción: la corrupción. Rajoy no quiere soslayar la sentencia de la Gürtel. Insistirá en el argumento de que ningún miembro del Gobierno ha sido condenado, mientras que algunos dirigentes regionales del PP confían en que haga una autocrítica: reconocimiento de errores, propósito de enmienda y quizás una disculpa renovada.

En La Moncloa se prevé que Rajoy intervenga en el debate, en una de las dos jornadas e incluso en ambas, para que se vea su disposición a «pelear personalmente con Pedro Sánchez». Dependerá de «los estrategas», dicen en su entorno. Y uno de ellos es su jefe de gabinete, José Luis Ayllón, experto en batallas de comunicación parlamentaria. Desde que está al frente del equipo de colaboradores de Rajoy, Ayllón siempre se ha mostrado partidario de que el presidente «dé la cara» y se muestre lo más cercano posible a los ciudadanos.

Pactar con Puigdemont
Con todo, en La Moncloa asumen que el resultado dependerá de las cuentas que haga Sánchez para llegar a esos 176 votos necesarios. Rajoy no se fía de él, le ve capaz de pactar con Puigdemont si fuera necesario, y también de proponer «cualquier cosa a sus eventuales socios», aunque luego no lo cumpla. Es esa desconfianza la que hace que el Gobierno vea posible una victoria del socialista. Para evitarlo, fuentes del Gobierno confirman que los populares están teniendo conversaciones con algunos de los socios presupuestarios, que pueden ser clave en la votación del viernes. Sobre todo, el PNV. Rajoy confía en que sus cinco diputados den la espalda a Sánchez, tras el acuerdo sobre las cuentas públicas sellado con el Gobierno.

 


FUENTE: abc.es (29-05-2018)

Deja un comentario

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.