Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Viernes, 21 Diciembre 2018 11:01

La UE noquea a la industria del plástico: descubre por qué se revuelve el sector

  • Bruselas estima que el 70% de los desechos que acaban en las playas provienen de los artículos de usar y tirar más populares, como cubiertos y pajitas de plástico. En España, el mercado de un solo uso es reducido, pero la industria alerta de que hay equívocos que puede generarles cuantiosos daños. ABC explica algunos de ellos
Escrito por Radio Televisión Vida

Bruselas estima que el 70% de los desechos que acaban en las playas provienen de los artículos de usar y tirar más populares, como los cubiertos y pajitas de plástico. Sugiere que también se deben reducir los envases de poliestireno para alimentos y deja abierta la puerta a que cada Estado miembro regule qué productos introduce en su legislación. En España, el mercado de un solo uso es reducido, pero la industria del plástico alerta de que hay equívocos que puede generarles cuantiosos daños. ABC explica algunos de ellos

¿Se prohíbe todo el plástico?
No. Los diez productos que se prohibirán nunca antes del año 2021 son de un solo uso: cubiertos de plástico (tenedores, cuchillos, cucharas y palillos), platos, pajitas, bastoncillos de algodón, palitos para globos y caramelos, envases de comida de plástico oxodegradable y vasos de poliestierno expandido. Más allá, Bruselas sugiere que se reduzca el impacto de o tros productos, como los envases de poliestireno para comida caliente. En este margen abierto es donde algunos fabricantes nacionales, como José María Font, advierten de que hay confusión pública sobre qué aplicaciones serán prohibidas (los vasos) y cuáles no, como el uso del poliestireno expandido para los envoltorios con que se traslada un televisor o las cajas de pescado que se usan para el traslado de esta mercancía en distancias largas.

 

¿Qué hará España?
Como en el caso de las bolsas de un solo uso, España va a elaborar «con carácter inmediato» la legislación necesaria para cumplir (y trasponer) la futura directiva que limitará los plásticos de un uso, asegura el secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán.

 

¿Cuál será el impacto económico nacional?
En España, el mercado del embalaje y envase mueve alrededor de 2.640 millones de euros al año, según el Centro Español de Plásticos. Pero apenas un 2% de todo el sector nacional se dedica a la producción de los objetos vetados en Europa. La magnitud del problema afecta sobre todo a países del norte de Europa donde se consumen una gran cantidad de pajitas de plástico, por poner un ejemplo. Siguiendo con el mismo, el problema es de una gravedad superlativa (mil millones al año). En lugares como EE.UU., entre consumo doméstico y restaurantes de comida rápida, se emplean más de 500 millones de pajitas de plástico al día, lo que supone el 4% de la basura plástica de todo el planeta. El objetivo que persigue Europa no es otro que el de reducir la basura marina, habida cuenta de que se calcula que en 2050 habrá más plástico en los oceános que peces.

 

¿Y el ambiental?
La responsable de la campaña de plásticos de Greenpeace, Alba García, cree que la UEdebería haber sido más ambiciosa y reclamar más medidas a los fabricantes. Según el eurodiputado Frédérique Ries, la directiva reducirá el daño medioambiental en 22.000 millones de euros, el coste estimado de la contaminación plástica en Europa hasta 2030. En cambio, para la patronal del plástico PlasticsEurope, la Comisión Europea debería evitar este tipo de «atajos» para buscar soluciones a la basura desechada en el medio. Desde Anape (Asociación Nacional de Poliestireno Expandido), su directora gerente Raquel López explica que la UE no ha medido el «impacto ambiental» de usar alternativas al plástico, como el cartón y el proceso destructivo del agua en su fabricación. «Al elaborar la normativa, no se ha tenido en cuenta ni las consecuencias económicas en la industria, ni sobre la seguridad alimentaria, ni las consecuencias del uso de una alternativa, que tal vez no haya pasado tantos procesos de control como el plástico». El sector protesta por que «el daño que está provocando al sector» ya se está notando, dice López y reafirma Font, porque hay fabricantes y clientes que están preguntando si hay una alternativa a modalidades como el poliestireno expandido, que no ha sido prohibido en aplicaciones como las citadas, para el traslado del pescado. «La confusiónpuede acabar con una pyme solo por una cuestión de imagen y mala comunicación», agrega la gerente de Anape.

 

¿Hay alternativas?
Claro. Existen alternativas al plástico en materiales que no dañan el entorno. Por seguir con el ejemplo de las pajitas, solo hay 1-2 empresas que en España fabriquen estos utensilios de plástico y ellas mismas ya están ideando alternativas. Desde pajitas de papel, titanio, bambú, de vidrio, todas 100% biodiodegradables, hasta fórmulas innovadoras como las pajitas comestibles, que han creado dos jóvenes creadores en la compañía Sorbos de España. En Coca-Cola, por ejemplo, se viene sustituyendo desde hace años el PET por vidrio, y desde la compañía aseguran que las botellas de plástico ya son en un 80% biodegradables. El compromiso de Europa es que en 2025 el 25% de las botellas de plástico sean reciclables. Un 30% para 2030.

 

FUENTE: abc.es (21-12-2018)

Deja un comentario

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.