Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Sábado, 02 Marzo 2013 18:09

¡Un triunfo de Dios y de su pueblo!

  • El Reino de Dios se seguirá fortaleciendo, mientras que los reinos humanos viven en crisis y se desmoronan
Escrito por

Desde Radio y Televisión Vida damos la gloria a Dios y agradecemos a todos los que han hecho posible llegar a los 45.520 euros, con los que podremos trabajar cuatro meses más.

Esta economía prometida se debe hacer efectiva lo antes posible ya que nuestro presupuesto mensual depende de su ingreso. Radio y Televisión Vida se sostiene, desde hace 17 años, a través de ofrendas y donativos que recibimos cada cuatro meses en los Colaboratones y con nuestro listado de Facilitadores Mensuales (un remanente fiel que apoya nuestro ministerio de comunicación con la aportación mensual que cada uno se compromete a dar).

De nuevo hemos visto la gracia de Dios, tocando los corazones para colaborar y derramando abundante bendición en las horas de programa, con palabra ungida, ánimo, alabanza, respaldo de milagros económicos en muchos oyentes, conversiones, y mucho más.

Ante las dudas que podían asaltar el corazón de más de uno el Señor ha vuelto a dejar muy claro que su Reino Dios se seguirá fortaleciendo, mientras que los reinos humanos viven en crisis y se desmoronan.

Daniel 2:44-45: En los días de estos reyes, el Dios del cielo levantará un reino que jamás será destruido, y este reino no será entregado a otro pueblo; desmenuzará y pondrá fin a todos aquellos reinos, y él permanecerá para siempre, tal como viste que una piedra fue cortada del monte sin ayuda de manos y que desmenuzó el hierro, el bronce, el barro, la plata y el oro. El gran Dios ha hecho saber al rey lo que sucederá en el futuro. Así, pues, el sueño es verdadero y la interpretación fiel. 

Simplemente, gracias Señor Todopoderoso y ¡gracias amado pueblo de Dios por las oraciones, la fidelidad y las ofrendas!

Hacemos nuestra la oración de David tras recoger la abundante ofrenda que se destinó en la construcción del templo de Jerusalén:

"Y bendijo David al SEÑOR en presencia de toda la asamblea. Y David dijo: Bendito eres, oh SEÑOR, Dios de Israel, nuestro padre por los siglos de los siglos. Tuya es, oh SEÑOR, la grandeza y el poder y la gloria y la victoria y la majestad, en verdad, todo lo que hay en los cielos y en la tierra; tuyo es el dominio, oh SEÑOR, y tú te exaltas como soberano sobre todo. De ti proceden la riqueza y el honor; tú reinas sobre todo y en tu mano están el poder y la fortaleza, y en tu mano está engrandecer y fortalecer a todos. Ahora pues, Dios nuestro, te damos gracias y alabamos tu glorioso nombre. Pero ¿quién soy yo y quién es mi pueblo para que podamos ofrecer tan generosamente todo esto? Porque de ti proceden todas las cosas, y de lo recibido de tu mano te damos. Porque somos forasteros y peregrinos delante de ti, como lo fueron todos nuestros padres; como una sombra son nuestros días sobre la tierra, y no hay esperanza. Oh SEÑOR, Dios nuestro, toda esta abundancia que hemos preparado para edificarte una casa para tu santo nombre procede de tu mano, y todo es tuyo. Sabiendo yo, Dios mío, que tú pruebas el corazón y te deleitas en la rectitud, yo he ofrecido voluntariamente todas estas cosas en la integridad de mi corazón; y ahora he visto con alegría a tu pueblo, que está aquí, hacer sus ofrendas a ti voluntariamente. Oh SEÑOR, Dios de nuestros padres Abraham, Isaac e Israel, preserva esto para siempre en las intenciones del corazón de tu pueblo, y dirige su corazón hacia ti". 1 Crónicas 29:10-18

Deja un comentario

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.