Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Miércoles, 07 Marzo 2018 20:37

Doce categorías comunes de sueños: ¿Cuántas ha tenido usted?

  • James W. Goll, Franklin (Tennessee)
Escrito por Radio Televisión Vida

Los sueños son tan variados como los idiomas que hablamos, la ropa que vestimos y los alimentos que comemos. Los sueños son una expresión de comunicaciones del corazón creativo de Dios. Al igual que el Maestro pinta artísticamente cada flor del campo, así los sueños están hechos de forma individual y personalizada para cada uno de nosotros.

¿De qué se componen los sueños? ¿Son regalos espirituales que recibimos para que los abramos? Naturalmente, los sueños de revelación se incluyen bajo el don espiritual de la profecía. Pero son demasiado amplios como para estar limitados ordenadamente y usados de forma estricta en un solo don. Los sueños también pueden ser una forma de impartir el don de discernimiento de espíritus.

Al igual que los colores del arco iris con sus tonos que se yuxtaponen entre sí, haciendo que sea difícil distinguir donde termina uno y donde comienza el siguiente, los sueños son expresiones realmente únicas y creativas en cuanto a los dones espirituales. No existen líneas claras de limitación para distinguir entre los diversos dones espirituales. La palabra de ciencia se intercepta con la palabra de sabiduría. El don de la fe se cruza con el don de hacer milagros. Así pues, los sueños son dones espirituales que se entrelazan con varios tonos encantadores.

Los sueños no son ningún idioma muerto, sino un idioma dinámico y viviente, lleno de sustancia. Como Creador, Dios es increíblemente interesante. Le encanta la variedad. No hay más que mirar al mundo físico con toda su abundante complejidad para ver la diversidad en la naturaleza creativa del Señor. Esta diversidad se presenta en las cosas espirituales al igual que en lo físico.

Como escribió Pablo en 1ª Corintios 12:4-7, "Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo. Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo. Y hay diversidad de actividades, pero Dios, que hace todas las cosas en todos, es el mismo. Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para el bien de todos".

El Espíritu de Dios diseña de forma original Sus imparticiones para ajustarse a nuestros llamados individuales. Por eso, al igual que hay diversidad de dones espirituales, también hay diversidad de sueños. El Espíritu Santo hace coincidir nuestros sueños con la forma en que pensamos y percibimos individualmente. En otras palabras, Él nos da sueños conforme a nuestro ámbito o alcance de influencia. Esto es parte de Su asombrosa naturaleza.

 

Categorías de sueños inspirados por Dios

Los sueños del Espíritu Santo son difíciles de categorizar porque vienen en una variedad prácticamente infinita y están individualizados para cada persona. Aun así, quisiera exponerles las doce categorías básicas de sueños que recibimos del Espíritu Santo.

1. Sueños de destino

Los sueños de destino revelan parte del llamado progresivo de Dios relativo a su vida, dirección y vocación. Generalmente están relacionados a su ámbito de influencia. Algunas veces son sueños extrínsecos acerca del plan de redención de Dios para una ciudad, región o nación. Otras veces, los sueños de destino son más personales revelando el desarrollo de su vida dentro del plan de Dios. Pueden guardar relación solamente con el presente, el lugar en el que está ahora mismo, o podrían tratar con el pasado, presente y futuro de su vida. El idioma de los sueños se desenvuelve en todos estos campos. Los sueños de destino son inspiradores y fortalecen nuestra fe para llegar a niveles nuevos.

 

2. Sueños de edificación

Estos son los sueños que nos hacen sentirnos bien. Cuando nos despertamos de ellos nos sentimos vivificados. Nos sentimos como si estuviésemos en la cima de la montaña y listos para cualquier cosa. Los sueños de edificación tienen un tono de inspiración. Están llenos de revelación y producen esperanza. Si ha estado desanimado, podría recibir un sueño de edificación que, aún si no recuerda todos los detalles, le invadirá con una sensación de esperanza y confianza, echando fuera el desánimo. Los sueños de edificación pueden ayudar a cambiar el rumbo de su vida.

 

3. Sueños de exhortación

Algunas veces denominados "sueños de valentía", los sueños de exhortación muchas veces contienen una fuerte sensación de urgencia. Nos instan a actuar. Mientras que los sueños de edificación producen esperanza, los sueños de exhortación producen fe. Imparten inspiración y motivación para levantarnos y hacer algo por Jesucristo. En lugar de simplemente dar consejo, los sueños de exhortación también revelan una imagen precisa y detallada de lo que está ocurriendo en lo invisible, sobre todo las acciones demoníacas. La revelación tiene el fin de animarnos a tomar acción acerca de lo que hemos visto. ¡Sean valientes y actúen!

 

4. Sueños de consolación

Los sueños de consolación sirven para sanar nuestras emociones y nuestros recuerdos. Podemos usarlos para reinterpretar las circunstancias de nuestro pasado a través de una lente celestial, ayudándonos a ver las cosas de otro modo. En otras palabras, los sueños de consolación nos dan una perspectiva celestial de una situación terrenal para que podamos recibir sanidad emocional. Por eso, los sueños de consolación también pueden darnos seguridad. Si los sueños de edificación producen esperanza y los sueños de exhortación nos dan fe, los sueños de consolación avivan el amor. Nos ayudan a amarnos mejor a nosotros mismos, amar mejor a Dios y también amar más a los demás.

 

5. Sueños de corrección

Los sueños de corrección revelan cambios personales que debemos realizar (problemas de carácter, asuntos del corazón, asuntos de arrepentimiento) para poder avanzar. No son sueños de condenación. El Espíritu Santo nunca nos condena, sino que más bien viene con dulzura y nos atrae para que nos volvamos a Él y aceptemos Su corrección. El Espíritu Santo nos corrige y nos convence, pero nunca nos condena. Dios, en Su infinita paciencia y bondad amorosa, nos persigue incansablemente. Él desea perfeccionarnos y por eso algunas veces utiliza sueños de corrección.

 

6. Sueños de dirección

Los sueños de dirección muchas veces tienen mayor nivel de revelación y obviamente son de carácter muy profético. Con mucha frecuencia suelen transmitir una clara urgencia. Su finalidad es dar dirección específica, lo cual podría incluso incluir advertencias de algún tipo. Un ejemplo es el sueño de los magos de Oriente en el segundo capítulo de Mateo, a quienes Dios advirtió que no regresasen a Herodes. Esto les instó a tomar otro camino para volver a su tierra. En última instancia, los sueños de dirección sirven para ayudarnos a avanzar más hacia el cumplimiento de nuestro destino y propósito, mostrándonos las señales del camino y ayudándonos a evitar los obstáculos del trayecto.

 

7. Sueños de instrucción

Se trata primordialmente de sueños de enseñanza. Los sueños de dirección nos dirigen, mientras que los sueños de instrucción nos enseñan. Existe una difusa línea para distinguir entre ambos. Muchas veces se resaltan Escrituras en estos sueños y con frecuencia oímos una voz que nos habla. Algunas veces los sueños de instrucción incluso son de carácter doctrinal, pero siempre contienen entendimiento con revelación. Los sueños edificantes producen esperanza. Los sueños de exhortación infunden fe. Los sueños de consolación avivan el amor. Los sueños de instrucción imparten enseñanza con sabiduría.

 

8. Sueños de limpieza

Algunas personas llaman a estos los sueños de "lavado" con razón. Una de las imágenes más comunes asociadas con el sueño de limpieza es estar en el cuarto de baño, haciendo nuestras necesidades o duchándonos. Estos sueños tratan con temas de purificación. Para utilizar términos bíblicos, podríamos llamarlos sueños de santificación. Tienen que ver con nuestro proceso de purificación. Los sueños de limpieza sirven para lavar de nosotros el polvo y la suciedad que acumulamos caminando por el mundo. En esencia, estos sueños tienen por objeto aplicar la Sangre limpiadora de Jesucristo a nuestras vidas.

 

9. Sueños que revelan el corazón

También son conocidos como sueños de auto-revelación o sueños de auto-estado. Jeremías 17:9 dice "Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso;¿quién lo conocerá? y Jesús dijo en Mateo 12:34b, "Porque de la abundancia del corazón habla la boca". Los sueños de auto-revelación nos muestran dónde nos encontramos presentemente con Dios. Dios nos da sueños sobre nuestro propio estado para mostrarnos dónde estamos, para decirnos lo que tenemos que hacer y para revelar dónde Él quiere que vayamos.

 

10. Sueños de guerra espiritual

Los sueños de guerra espiritual son llamamientos a la oración. Son sueños de intercesión que revelan impedimentos que están en nuestro camino y pueden incluir llamamientos a la adoración y el ayuno. Su finalidad es inspirarnos a lidiar hasta alcanzar la victoria a través de la Cruz de Cristo, derribando fortalezas y superando todos los obstáculos o barreras que se nos interpongan.

 

11. Sueños de creatividad

Los sueños de creatividad contienen por ejemplo diseños, inventos, nuevas formas de hacer las cosas. Pueden recargar nuestro hombre espiritual y ayudarnos a ser impulsores del cambio, transformando la cultura de nuestros hogares, ciudades y las vidas de otras personas e incluso las fortalezas en nuestras mentes. Muchas veces, Dios usa los sueños de creatividad con personas artísticas dándoles canciones para cantar, cuadros para pintar o palabras para escribir. Yo he tenido sueños que me revelaban el título de un nuevo libro junto con hermosas y artísticas tapas. Eso lo llamo yo las 'hojas de respuestas del Espíritu Santo' y puedo usar todas las que Él me quiera dar. Dios es Creador por naturaleza, y le encanta dar a Sus hijos sueños creativos.

 

12. Sueños con impartición

Los sueños con impartición se usan para activar cualquiera de las diversas dimensiones de dones del Espíritu. Muchas veces es el don de sanidad, tanto sanidad emocional como física. En algunos casos, podría aparecer un ángel del Señor en su habitación y tocarle, produciendo uno de los muchos y poderosos encuentros celestiales. El Espíritu Santo utiliza los sueños para impartir dones, llamados, valentía y cualquier otra cosa que sea necesaria.

Si usted está tan solo comenzando a caminar en el ámbito del lenguaje de los sueños y descubre que la gran diversidad de sueños es algo abrumador, tenga paciencia. Tardará cierto tiempo en experimentar y dominar la identificación de los distintos tipos y categorías de sueños, y de interpretar los mensajes que reciba. Él le guiará con toda dulzura y amor a lo largo del camino en su propia variedad de sueños. Los caminos de Dios son asombrosos. Él le guiará no solamente a la revelación, sino que le enseñará a entender lo que acaba de escribir.

¡A soñar con Dios!


FUENTE: La lista de Elías (07-03-2018)

Deja un comentario

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.