Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Viernes, 11 Noviembre 2016 13:20

"Grandes movimientos han nacido y se han consolidado en América. El dragón no vencerá"

  • Rick Joyner
Escrito por Radio Televisión Vida

La vida verdadera y bíblica de la Iglesia del Nuevo Pacto es todavía una visión y una esperanza.

Según lo que hemos visto, la mayor puerta del infierno se abrió a la Iglesia cuando las posiciones de la autoridad en la Iglesia empezaron a basarse en la aprobación del hombre en lugar de Dios. Esto comenzó a principios del siglo IV, cuando el emperador Constantino hizo el Cristianismo la religión oficial del Imperio romano. Se exigió que los funcionarios del imperio fuesen cristianos. Esto hizo que todo tipo de personas ambiciosas y perversas entrasen en la Iglesia para ganar favor con el gobierno, no debido a una conversión verdadera. La corrupción de la fe se profundizó cuando los ritos comenzaron a suplantar la realidad de las verdades que celebraban. En vez de tener comunión con el Señor y Su pueblo, podían simplemente comulgar y satisfacer aparentemente sus obligaciones espirituales. Por eso, la vida en la fe verdadera fue suplantada por meros ritos.

Entonces se eliminaron las Escrituras de la vida de la Iglesia. Se leía solamente en latín, lo cual no entendía el pueblo. La Iglesia entró en una oscuridad aún más profunda durante la Edad Media, muchas veces denominada por esa razón, el Oscurantismo. Durante más de mil años la Iglesia languideció, en un lugar donde la superstición y las alianzas humanas abrieron la puerta para que dominara el espíritu del anticristo. Esto hizo que la Iglesia practicase cosas que eran lo opuesto a las enseñanzas de Cristo y los apóstoles.

Este descenso a las tinieblas se produjo de forma gradual a lo largo de los siglos. La Reforma que comenzó con la iluminación de las Escrituras fue también gradual. Después de más de quinientos años de reforma, la vida verdadera y bíblica de la Iglesia del Nuevo Pacto sigue siendo una visión y una esperanza más que una realidad. En la medida en que las grandes almas han seguido esta esperanza, ha habido vida y a Iglesia ha recuperado el poder de la redención, la reconciliación y la restauración.

 

La ciudad de Dios
La visión de la ciudad que Dios, no los hombres, estaba construyendo, motivó a Abraham a dejarlo todo para seguir este sueño en lugares desconocidos. Esta visión le hizo estar dispuesto a morar en una tienda cuando él hubiera podido vivir en el mayor de los palacios. La tierra y sus tesoros fueron eclipsados por su visión celestial en la medida en que "aquí él no tenía una ciudad permanente" (véase Hebreos 13:14).

En cambio, la gran ramera del libro de Apocalipsis era la Iglesia que estaba comprometida para casarse con el Señor pero que se dio "al dios de este mundo". Ella sucumbió a las tentaciones que satanás presentó a Jesús y a cada peregrino desde entonces: la tentación inclinarse y adorarlo a él, o hacer las cosas su manera a cambio de que él les ofreciera el mundo. La Iglesia falsa aceptó la oferta.

Sin embargo, la Iglesia verdadera tomó el camino de Cristo, el camino de la cruz, dando sus vidas en lugar de comprometer su dedicación a seguir siendo las vírgenes espirituales castas restantes que esperarían al Esposo. Por eso, el diablo y su esposa, aquellos que él había seducido al igual que hizo con la esposa del primer Adán, se enfurecieron en la esposa verdadera, los verdaderos santos.

Como leímos en Apocalipsis 12, el dragón hizo un río para devorar a la Iglesia verdadera. Este río fue la Inquisición, la cual se calcula que acabó con las vidas de 57 millones de "herejes" declarados por no doblar la rodilla al papado. Sin embargo, éstos no eran herejes, sino más bien santos verdaderos. Como pone: "la tierra abrió su boca y sorbió el río" y "fueron dadas a la mujer dos alas de grande águila para que volase al desierto a donde es mantenido por un tiempo" por Dios (véase Apocalipsis 12:14-16).

 

Estados Unidos, el gran águila. Los grandes movimientos vinieron de América
La tierra "se abrió" cuando se descubrió el "mundo nuevo", convirtiéndose en el desierto al cual la Iglesia perseguida huyó para ser alimentada por Dios.
El "gran águila" en este pasaje es Norteamérica, pues el símbolo de los EE.UU. es el águila. Por eso un gran porcentaje de los primeros colonos en América eran aquellos que huían de la persecución religiosa en Europa. Buscaban la libertad religiosa en el nuevo mundo. Esta es la razón por la cual la libertad religiosa es central al propósito de EE.UU. y por eso están ligadas a ella todas nuestras otras libertades.

América era un yermo, pero desde su descubrimiento la fe "se ha alimentado" en ella como ningún otro lugar. Los grandes movimientos que tocaron al Cuerpo de Cristo por todo el mundo han nacido y se han consolidado en América.

Una de las razones principales por la que existimos es para ser un refugio a quienes sufren persecución religiosa. Por eso, el ataque contra la libertad religiosa sigue siendo una de las principales maneras en que el dragón todavía intenta destruir a América.

Pero el dragón no vencerá.

Rick Joyner es el fundador y director ejecutivo de los ministerios Morningstar y Heritage International. Es autor de más de cuarenta libros, incluida "La búsqueda final", "A Prophetic History (Una historia profética), y "Church History" (Historia de la Iglesia). Él es también el presidente de la OAK Initiative, un movimiento inter-confesional que está movilizando a millares de cristianos para participar en los grandes asuntos de nuestros días, siendo la sal y la luz que hemos sido llamados a ser. Rick y su esposa, Julie, tienen cinco hijos: Anna, Aaryn, Amber, Ben, y Sam.

FUENTE: La lista de Elías (11-11-2016)

Deja un comentario

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.