Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Miércoles, 18 Mayo 2016 22:00

Libres de condenación

  • Cindy Jacobs
Escrito por Radio Televisión Vida

Ahora el caso está cerrado. Ya no queda ninguna voz de condenación contra aquellos que están unidos de por vida a Jesús el Ungido. Romanos 8:1 (tomado de la traducción bíblica al inglés The Passion Translation)

Me encantan esas palabras. Dios siempre nos conduce a una pasión más profunda, a épocas en que volvemos a conectarnos con Él. Cada uno de nosotros tenemos momentos en que empezamos a sentirnos embargados por la condenación. Nuestra mente se llena de pensamientos como: "Ojalá no hubiese hecho eso", o "Yo podía haber hecho eso mejor".

 ¿Saben? Algunas veces, después de atravesar el proceso de oración, arrepentimiento, perdón, liberación y demás, simplemente hay que decidir quitárselo de la cabeza. Si satanás no puede impedir que se arrepienta, intentará atraparlo con una tristeza mundana que no es productiva. Es algo que le paraliza, haciendo que se sienta terrible acerca de sí mismo, creyendo que nunca llegará a ser nadie. Pero esto no es lo que Dios desea para usted. La tristeza que proviene de Dios produce el arrepentimiento y el arrepentimiento nos conduce a la redención.


Yo me he encontrado a mí misma en ese lugar más de una vez. Una vez, en los años 80, alguien citó erróneamente una profecía que di en Canadá, tras lo cual muchos líderes se disgustaron conmigo. Comencé a pensar: "Pues entonces, ¡jamás volveré a predicar!" Dios tuvo que tratar conmigo y enseñarme acerca de la peligrosa trampa de la tristeza mundana. Aún si yo hubiera cometido un verdadero error, Él no me hubiera querido mantener sintiéndome condenada.

Cuando pasan estas cosas, hay pasos que podemos y debemos tomar: nos perdonamos a nosotros mismos, perdonamos a los demás y arreglamos la situación, si es necesario. Pero llega un momento en que sencillamente hay que quitárselo de la cabeza. No podemos ir por la vida arrastrando basura y bagaje.

Tenemos un Defensor; tenemos un Redentor. Si nos ahogamos en el desastre en el que nos vimos sumidos o en una situación del pasado, entorpecemos la activación de la unción del Redentor en nuestras vidas. Cuando nos lo quitamos de la cabeza y lo soltamos, Dios enmudece la voz acusadora de la condenación, tal y como pone en nuestro versículo del principio. Un poco más tarde, en el pasaje de Romanos 8 leemos estas asombrosas palabras: "Habéis recibido el espíritu de plena aceptación, siendo recibidos en la familia de Dios, y nunca os sentiréis como huérfanos; pues al levantarse Él en nosotros, nuestros espíritus se unen en pronunciar las palabras de tierno afecto: 'Amado Padre'. Pues el Espíritu Santo nos ayuda a percibir la realidad del corazón paternal de Dios, susurrándolo en lo más profundo de nuestro ser".

Escucha: tú eres el hijo amado de Dios. Él desea sacer de raíz el espíritu de huérfano en ti y en todo el Cuerpo de Cristo. Él desea que reconozcas que no eres una víctima y que no debes caer en la trampa de victimizarte. Has sido llamado a la sanidad y eres amado incondicionalmente.


Quisiera orar por ustedes:

Padre, Te doy gracias que hoy nos sentimos plenamente aceptados. Ayúdanos a alcanzar el lugar donde nos sentimos aceptados por Ti y por los demás. Gracias por sacer de raíz el espíritu de huérfano de nuestros corazones. Gracias por este mover del Espíritu Santo que trae una pasión renovada por Dios al reconocer que podemos sentirnos cercanos a Él y que somos plenamente aceptados. Ayúdanos a recordar que nunca estamos solos y que Dios nunca nos ha abandonado. Decretamos que no somos huérfanos y le pertenecemos a nuestro Padre celestial.
Amén.

Cindy Jacobs
Generals International
Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Sitio web: www.generals.org

Cindy Jacobs es escritora, oradora y maestra con un corazón para discipular a las naciones en la oración y los dones proféticos. Ella y su esposo Mike (quienes llevan 41 años casados) fundaron Generals International en 1985. Ella es profetisa reconocida y viaja por todo el mundo, ministrando no solo a grupos de personas sino también a los líderes de naciones. Su primer llamado ha sido siempre de intercesión profética. Viaja todos los años y ha predicado en casi cada continente habitado a decenas de miles de personas. Cindy es la autora de varios libros y le encanta viajar y predicar, pero su pasatiempo preferido es pasar tiempo con su esposo Mike, con sus hijos, Daniel y Mary Madison y con sus nietos.

Deja un comentario

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.