Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Miércoles, 04 Abril 2018 14:48

Evangelizar en la Europa feliz

  • Finlandia, Noruega, Dinamarca, Islandia y otros tres países europeos más están en el top-10 de felicidad mundial. Los cristianos se plantean cómo compartir su fe en este contexto
Escrito por Radio Televisión Vida

Los mejores sitios para vivir en el mundo, según un informe de la ONU, están en el norte de Europa. El Informe Mundial de la Felicidad 2018 muestra que Finlandia es el mejor país de los 156 países analizados. Se realizó la clasificación a partir del PIB por cápita, el apoyo social, la expectativa de vida saludable, libertad social, generosidad y ausencia de corrupción.

Otros países nórdicos están justo por debajo: Noruega (2), Dinamarca (3), Islandia (4). Les siguen Suiza y Holanda, otras naciones europeas, y Suecia (9) también entra en la lista. Los únicos países que no son europeos y han entrado en la lista de los top-10 son Canadá (7), Nueva Zelanda (8) y Australia (10). Por primera vez, el informe clasificó la felicidad de los inmigrantes nacidos en el extranjero en 117 países. Finlandia se clasificó con un doble oro también como “hogar de los inmigrantes más felices del mundo”. Según la BBC, Finlandia tiene una población de unos 5.5 millones, contando unos 30.000 extranjeros en 2016. Entre los países que han mejorado sus puntuaciones este año se encuentran Bulgaria y Letonia.

¿CÓMO MEDIMOS LA FELICIDAD?
“Sentirse feliz a toda costa se ha convertido en un negocio” explica el psicólogo Daniel Sazo. Grandes compañías “venden la felicidad a través de productos y han convertido al ciudadano en un consumidor que nunca tiene suficiente”. La realidad es que muchas personas son “felices en algunos momentos” pero “muchas nunca están satisfechas a largo plazo”. Según Sazo, “la búsqueda de la felicidad se puede convertir en una solución escapista”, porque algunas situaciones difíciles “nos podrían ayudar a madurar si no intentamos evitarlas”.

UNA “COALICIÓN PARA LA FELICIDAD”
Esta búsqueda de la felicidad incluso ha hecho que un grupo de seis países forme la “Coalición de la Felicidad” este año. El objetivo, dijeron, es hacer la “felicidad” de los ciudadanos “uno de los objetivos de los gobiernos”. Los Emiratos Árabes Unidos y Kazajstán son dos de los miembros de la coalición. Los dos países son conocidos por tener restricciones estrictas de la libertad de expresión y libertad religiosa y aparecen en la Lista Mundial de la Persecución de Puertas Abiertas 2018 de países en los que es más difícil ser cristiano. Los otros países del grupo son México, Costa Rica, Portugal y Eslovenia. Costa Rica es uno de los que tiene las puntuaciones más altas de la lista del informe de la ONU (13).MISIÓN EN UN CONTEXTO NÓRDICO

Muchos de los países que lideran el informe de la ONU tienen un trasfondo cristiano protestante, pero solo una minoría de los ciudadanos son cristianos activos. Uno de los desafíos de la misión en el contexto nórdico es ser capaces de motivar la curiosidad acerca del cristianismo y también “ser capaces de ir más allá de la falta de interés y las actitudes negativas”, dijo la teóloga Vija Herefoss en un artículo. “Muchos de los noruegos (hasta un 80% de la población) son miembros de la iglesia luterana y por eso se consideran cristianos pero menos de un 10% realmente va a los cultos o están comprometidos activamente con la congregación local”, explica. La pregunta, entonces, es: “¿Qué significa ser cristiano?” Responder a esta pregunta es la clave de la misión cristiana en sitios donde las personas ya se describen a sí mismas como “felices”.


FUENTE: Protestante Digital (04-04-2018)

Deja un comentario

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.