Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Viernes, 05 Julio 2013 19:17

La Tentación

  • Cuidando los deseos del corazón
Escrito por
Son tiempos especiales de luchas y el Señor nos avisa que andemos con cuidado, nuestro enemigo, como dice 1ra Pedro 5:8 "Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar;
 En Santiago 1:12-15 "Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman. 13 Cuando alguno es tentado, no diga que es tentado de parte de Dios; porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni él tienta a nadie; 14 sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido. 15 Entonces la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte. 
 
El Señor aclara que la tentación no la produce Dios, sino, que Satanás aprovechándose de nuestras debilidades, de los malos deseos del corazón somos atraídos y seducidos.
 
El Señor me ha comenzado a ministrar con esta Palabra en estos días, mirando la tentación de Jesús en el desierto.
 
Mateo 4:1-11 "Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el diablo. 2 Y después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta noches, tuvo hambre. 3 Y vino a él el tentador, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan. 4 Él respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios. 5 Entonces el diablo le llevó a la santa ciudad, y le puso sobre el pináculo del templo, 6 y le dijo: Si eres Hijo de Dios, échate abajo; porque escrito está: A sus ángeles mandará acerca de ti, y, En sus manos te sostendrán, Para que no tropieces con tu pie en piedra. 7 Jesús le dijo: Escrito está también: No tentarás al Señor tu Dios. 8 Otra vez le llevó el diablo a un monte muy alto, y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos, 9 y le dijo: Todo esto te daré, si postrado me adorares. 10 Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás. 11 El diablo entonces le dejó; y he aquí vinieron ángeles y le servían. 
 
Todos sabemos que el Señor vino a la tierra se hizo hombre para representarnos y vencer a Satanás, el comienzo oficial de esa lucha (por decirlo de alguna manera) fue en el desierto y culmina con su muerte en la cruz y la consiguiente resurrección.
 
En el desierto se confronta con las mismas tentaciones que tuvo el primer hombre Adán en el Huerto del Edén y vemos que Satanás como conoce la naturaleza humana y a la vez no es creativo usa las mismas armas. Unas de las grandes diferencias que tiene Dios con Satanás es que Dios no hay una sola cosa que haga igual a la otra y Satanás todo lo hace igual.
 
Al Señor lo tentó en el desierto con las mismas cosas que lo hizo con Adán y Eva y por lo consiguiente con nosotros hace lo mismo. Entiendo que el Señor con este mensaje quiere hacernos consciente una vez más de la estrategia de Satanás para con nosotros a fin de que nos cuidemos.
 
El Señor fue llevado por el Espíritu al desierto y vino el tentador.
 
PRIMERA TENTACIÓN: SI ERES HIJO DE DIOS DI QUE ESTAS PIEDRAS SE CONVIERTAN EN PAN.
 
Unas de las primeras cosas que el enemigo viene a poner en tela de juicio es si somos hijos de Dios. Y esto es un asunto que lo tenemos que tener claro ¿que me da la convicción de que soy un hijo de Dios? Es que he nacido de nuevo, y si esto se ha producido, debo llevar fruto, ¿cuales? Amar al hermano, guardar la Palabra, sentirme deudor a la Gracia, etc.
 
El diablo dice demuéstralo, no tengo que demostrar nada, allí están los frutos de piedad y lo que dice Romanos 8:16 "El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios.
 
La primera tentación tiene que ver con el apetito, ¡cuantas apetencias!. A Eva le tienta con lo mismo a comer el fruto prohibido, pero el verdadero propósito de la tentación estaba en operar de una forma independiente de Dios, tenemos la tendencia a solucionar nuestros problemas por nuestra propia cuenta sin buscar la guia del Señor,
 
Muchas veces se nos dice que nosotros tenemos el poder y que podemos usarlo como queremos, pero ¡no!, EL PODER LO TENEMOS NO PARA USARLO POR NUESTRA CUENTA, NI PARA NUESTRO PROPIO BENÉFICIO, SINO PARA CUMPLIR EL PROPÓSITO DE DIOS.
 
No debemos olvidarnos que nuestra autoridad es delegada y es para usarla en dependencia absoluta de Dios. Algunos creen que porque Dios les ha dado autoridad pueden hacer lo que quieran y allí radica la caída de muchos ministerios. Como ejemplo de esto tenemos el caso de David cuando quizo edificarle casa a Dios (2da Samuel 7:3)"Y Natán dijo al rey: Anda, y haz todo lo que está en tu corazón, porque Jehová está contigo". Pero al día siguiente Dios le mando a rectificar.
 
Y esto confirma que por más que Dios este conmigo Yo no puedo operar de una forma independiente a El. En esta tentación no se hizo esperar la contestación del Maestro "No sólo de pan el hombre vivirá, sino de toda Palabria que sale de la voca de Dios" Deut. 8:10. Mis apetencias las tengo que cubrir con la provisión de Dios.
 
SEGUNDA TENTACIÓN Satanás lo lleva al pináculo del templo "y le dijo: Si eres Hijo de Dios, échate abajo; porque escrito está: A sus ángeles mandará acerca de ti, y, En sus manos te sostendrán, Para que no tropieces con tu pie en piedra. (Sal 91:11-12)
 
El Diablo que bien que usa la Palabra de Dios para sus fines de maldad y hay muchos que la usan de esta manera, porque a la Biblia le podemos hacer decir lo que queramos, sacando textos de sus contexto, "Cuando la motivación es errada, el mensaje esta equivocado, porque este tiene que ser verdad en palabra y espíritu". "Una palabra sacada de su contexto se constituye en un gran pretexto".
 
Es verdad que el nos guarda y nos cuida, pero cuando andamos en sus propósitos, cuando nos manejamos sin Dios y le queremos obligar a que nos cuide y nos guarde en cosas que El no ha mandado, le estamos tentando.
 
Muchas veces se nos dice: "Lanzate, creele a Dios" y nos metemos en nombre de la fe en tremendas aventuras y queremos obligarle a Dios que nos apoye y nos respalde y muchos caen en lazo del enemigo y gran descrédito porque han tentado a Dios con sus actitudes temeraria, haciendo cosas que Dios no ha mandado.
 
El Señor también le contesto con la Palabra pero bien usada y una Palabra que nosotros la tenemos que tener muy en cuenta en nuestras vida y ministerios. NO TENTARAS AL SEÑOR TU DIOS. Deut. 6:16.
 
Esta misma tentación la sufrieron Adán y Eva en el huerto creyendo, que desobedeciendo a Dios no les iba a suceder nada, pero cayeron en la trampa.
 
TERCERA TENTACIÓN Satanás le muestra todos los reino del mundo y le dice todo esto te daré si postrado me adorares.
 
Le ofrece reconquistar los reino del mundo de una forma fácil, lo que le ofrecía, ya el Padre se lo había prometido TE DARÉ POR HERENCIA LAS NACIONES Sal. 2:8. Satanás quería persuadirle a que recibiera de su mano por el camino fácil, en lugar de recibirlo de las manos del Padre por el camino de la cruz, siempre Satanás nos tienta a que busquemos atajos, para recibir lo que Dios nos ha prometido.
 
Dios quiere que aprendamos a esperar en las promesas de Dios, a su tiempo las cumplirá y debemos esperarlas porque llegarán por los carriles correctos y a través de esas esperas el Señor trabaja en nuestra vidas y eso es justamente lo que a nuestra carne no le gusta.
 
Satanás aquí descubre sus más profundas intenciones el quería ser adorado y ahora si es reprendido por el Señor y le ordena que se vaya y le dice algo que para nosotros debe ser un lema y entiendo que esto también es un antídoto para vencer la tentación y es: AL SEÑOR TU DIOS ADORARÁS Y SÓLO A EL LE SERVIRÁS. Toda apetencia de independencia de Dios y gloria personal se tienen que ir cuando decidimos solo a Dios adorar y servir ¡¡ALELUYA!! Dios te bendiga.
 
 
 
Ernesto Lozano

Ernesto Joaquín Lozano Quinteros.

Pastor y comunicador cristiano. Argentino, naturalizado español, con más de 30 años en el ministerio, pastoreando varias congregaciones en Argentina y desde Marzo del 1997, radicado en España, uniéndose al Ministerio A Los Pies del Rey desde Enero del 2011, compartiendo el ministerio pastoral de la Iglesia Nuevo Nacimiento en Murcia y Levántate y Resplandece en la Ciudad de Águilas, Murcia. Conduce actualmente varios programas en Radio y Television Vida: Historias Para Contar, Todos Somos Familia, y Más Allá De Nosotros.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Deja un comentario

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.