Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Viernes, 18 Enero 2013 17:18

El Espíritu De Comunidad (Segunda Parte)

  • Y la multitud de los que habían creido eran de un corazón y un alma
Escrito por

En el primer mensaje dijimos que en la Iglesia primitiva de Hch 2 cuando los creyentes fueron llenos del Espíritu Santo, experimentaron como consecuencia de esa llenura principalmente tres cosas,

 la primera es que perdieron el sentido del individualismo y tenían la necesidad de estar los hermanos juntos, este punto ya lo analizamos en profundidad, en dicho mensaje, ahora quisiera que veamos las otras cosas que sucedieron en los creyentes, cuando fueron llenos del Espíritu Santo, en Hechos 4:32 dice:

"Y la multitud de los que habían creído eran de un corazon y alma;" Dicho en otras palabras sentían y pensaban lo mismo". Esto podemos decir que era un milagro increíble que sucediera ¿como podía ser que una multitud de miles de personas sintieran y pensaran lo mismo?, cuando vemos en lo natural que la gran mayoría de las veces es casi imposible que dos personas piensen igual, mucho menos miles.

Es que al ser llenos del Espíritu, fueron despojados de sus propios pensamientos y fueron inundados con los pensamientos de Dios. y eso es lo que pasa cuando dejamos hablar y obrar al Espíritu Santo en nuestras vidas.

En el tema de la unidad de la Iglesia, yo he visto a muchos hablar y luchar por la unidad de la Iglesia, y en la mayoría de los casos los que más hablan y luchan por la unidad pretenden que en la unidad todos piensen como ellos, que todos se hagan a ellos, pero así vemos que la unidad nunca llega,

La Unidad solo la puede hacer el Padre, porque hemos visto al Señor pidiéndole que haga la unidad, Juan 17:11 ..."guardalos en tu Nombre, para que sean uno, asi como nosotros".

Ahora la manera como colaborar con el Padre en la unidad no es que todos piensen como Yo, sino despojarme de mi mismo y llenarme del Espiritu de Dios, de tal manera que Yo piense como Dios, entonces comenzaré a ser uno con todos los que piensen también como Dios, dicho en otras palabras todos debemos hacernos a Dios para que tengamos un mismo pensamiento, nos uniremos en lo que Dios piensa, nuestra unidad esta en Dios. Cuando Dios sea el todo en todos allí esta la unidad. Nuestra unidad es El. 1ra. Corintios 15:28.

En todo grupo de persona Yo creo que la unidad se logra cuando buscamos al Señor y permitimos que Dios quite nuestras diferencias.

Hace algunos años cuando pertenecía a una confraternidad de pastores, comenzaron a soplar vientos de división y recuerdo que Dios me hablo que todos teníamos que subir a la montaña a buscar a Dios y no bajar de alli hasta que se arreglen las cosas, pero lamentablemente era demasiado fuerte el deseo de que prevalezcan ciertos criterios de algunos y no estuvieron dispuestos a someter a Dios esta situación, de esta manera y al final, el diablo salió con la suya, hubo división.

Podemos ver que esta historia se repite vez tras vez en la Iglesia del Señor, porque los hombres se aferran a sus criterios y no quieren soltarlos, ni someterlos al Señor. Que bueno sería que todos deseáramos la experiencia de pentecostés, que nos llenemos tanto de Dios que nuestros criterios y conveniencias desaparezcan. y prevalezcan de esta manera los de Dios.

..."y ninguno decía decir suyo propio nada de lo que poseía, sino que tenían todas las cosas en común".

La otra cosa que había sucedido en los creyentes llenos del Espíritu es que habían perdido el sentido de posesión, vendían sus propiedades, traían el precio de lo vendido y lo ponían a los pies de los discípulos, para el bien común a tal punto que no había entre los creyentes ningún necesitado.

Las cosas materiales habían perdido su valor, comenzaron a vivir en plenitud de acuerdo a los principios que había enseñado Jesucristo, "No viváis en ansiosa inquietud, como los incrédulos, porque el Padre sabe, de que cosas tenéis necesidad".

Este principio es enseñado en Lucas 12:22-34 y Mateo 6:25-34. No quiere decir que debemos perder el sentido de la responsabilidad, pero si la ambición de poseer, que las cosas materiales no te roben lo de Dios, estas solo tienen que estar al servicio de las cosas de Dios y no al reves, como sucede la mayoría de las veces, pidamosle sabiduria a Dios para saber darle a cada cosa su justo lugar, este equilibrio se experimenta sólo en la vida del Espíritu.

Por otro lado Dios no fuerza a nadie, El recibe las ofrendas que vienen de un corazón agradecido, que sabe darle al Señor lo que corresponde. Te animo a buscar a Dios con todo el corazón y que estos frutos maravillosos puedan verse en nuestras vidas. Dios te bendiga.

 

 

 

Ernesto Lozano

Ernesto Joaquín Lozano Quinteros.

Pastor y comunicador cristiano. Argentino, naturalizado español, con más de 30 años en el ministerio, pastoreando varias congregaciones en Argentina y desde Marzo del 1997, radicado en España, uniéndose al Ministerio A Los Pies del Rey desde Enero del 2011, compartiendo el ministerio pastoral de la Iglesia Nuevo Nacimiento en Murcia y Levántate y Resplandece en la Ciudad de Águilas, Murcia. Conduce actualmente varios programas en Radio y Television Vida: Historias Para Contar, Todos Somos Familia, y Más Allá De Nosotros.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Deja un comentario

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.