Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Jueves, 17 Agosto 2017 13:49

La Guerra de los Seis Días cumple 50 años: Milagros ocurridos durante ella

Escrito por Radio Televisión Vida

En Mayo de 1967, las tropas egipcias y sirias se amontonaron en las fronteras de Israel, Egipto cerró el Estrecho de Tirán a los barcos israelíes, y el presidente Gamel Abdal Nasser hizo llamados para lanzar a los judíos al mar. El estado de ánimo de Israel de 19 años de edad era deprimente. Enfrentando a 5 ejércitos árabes bien equipados y entrenados por los soviéticos, la derrota de Israel era inminente. La frase de humor negro que todos comentaban en ese momento era: “Que el último en salir no se olvide de apagar la luz”.

 

Todos saben que, en vez de una derrota, Israel alcanzó una victoria rotunda. El 5 de Junio a las 7:46 AM, los aviones israelíes destruyeron completamente la fuerza aérea egipcia en tierra. En seis días, Israel triplicó su territorio, ganando la Península de Sinai, las Alturas del Golán, la Ribera Occidental y – más precioso que todo el resto – la Ciudad Vieja de Jerusalem y el Monte del Templo.

La estrategia crucial de destruir la fuerza aérea egipcia cuando sus aviones estaban aún en tierra abrió el camino para la victoria israelí. El éxito de la maniobra se atribuye a que los aviones israelíes volaron bajo la altura de detección de los radares egipcios. Sin embargo, muchos otros factores contribuyeron al éxito del ataque aéreo y de las batallas subsiguientes. De hecho, las coincidencias y los sucesos improbables precisamente en el momento adecuado eran tan abundantes que, a medida que conocemos los detalles de la victoria, el bulto tras la cortina se nota claramente.

Por ejemplo, algunos días antes de la guerra, el Comandante en Jefe del ejército egipcio recibió órdenes de cambiar a los comandantes de la mayor parte de sus brigadas por otros oficiales que no conocían ni el terreno ni a sus fuerzas.

En la misma mañana del 5 de junio, tres horas antes del ataque aéreo israelí, la inteligencia egipcia efectivamente envió una alerta diciendo que “un ataque aéreo israelí comenzaría en minutos”. En ese momento, Egipto aún tenía tiempo para hacer despegar sus aviones y salvarlos. El mensaje llegó al búnker del Comandante en Jefe en El Cairo. Un ayudante recibió y firmó una copia, pero nadie se preocupó de buscar al Comandante en Jefe.

En la misma mañana del ataque, oficiales egipcios estacionados en la estación de monitoreo en el norte de Jordania captaron al avión bloqueador de señales israelí, y enviaron un mensaje de alerta roja al Cairo. El sargento en la sala de decodificación del comando supremo trató de descifrar el mensaje utilizando el código del día anterior y falló.

¿Y dónde estaba el Comandante en Jefe egipcio? La noche anterior, él y la mayor parte de sus oficiales de más alto rango asistieron a una fiesta en una base aérea en el norte de la zona del delta, en la que se presentaba una renombrada bailarina de vientre. Temprano a la mañana siguiente, partió al Sinai, donde había ordenado que todos se reunieran para encontrarse con una delegación iraquí de alto rango. Cuando sucedió el ataque israelí, no había un sólo oficial de alto rango en su puesto.

El final de la guerra de 1967 representó un trauma para el mundo árabe y creó unas expectativas de posibles e inminentes negociaciones, en las que Israel podría actuar desde una posición de fuerza, sin embargo Israel no lo hizo, mientras que los árabes por su parte reiniciaron su hostigamiento contra las nuevas posiciones de las fuerzas israelíes.

Un estudio realizado por el Instituto de Estudios Estratégicos de Londres, resumió la campaña así: «La tercera guerra árabe-israelí probablemente será tema de estudio en las escuelas y tal estudio posiblemente se haga durante muchos años». Al igual que las campañas de Napoleón, la capacidad y logística de las tropas israelíes han proporcionado un libro de texto que ilustra todos los principios clásicos de la guerra: velocidad, sorpresa, concentración, seguridad, información, ofensiva y, sobre todo, lo que concierne a la instrucción y moral de las tropas.


Milagros ocurridos durante la Guerra de los Seis Días

Este fue el titular que apareció publicado en la edición del 26 de junio de 1967 del periódico Jerusalem Post: «Huestes celestiales invisibles no vistas por hombres mortales, visitaron a los israelitas cuando estaban amenazados con destrucción por los egipcios».

Y continuaba diciendo:

  • «Cientos de camiones y vehículos armados se estropearon cerca del frente de batalla.

  • Tal parece que el sistema de radar egipcio se dañó por completo. En el Cairo se escucharon las alarmas después que los aviones israelíes habían atacado los aeropuertos y volaban ya de regreso a casa. En varias ocasiones se oyó decir que ‘Todo estaba bien’, mientras los aviones israelitas se aproximaban al blanco.

  • Las tropas que retornaban del frente en la península del Sinaí hablaban de una falla de los militares estrategas y en las comunicaciones.

  • Enteros regimientos fueron rodeados cuando quedaban expuestos sus flancos por retiradas carentes de coordinación.

  • La jefatura militar egipcia tenía muy poco control sobre sus ejércitos después que comenzó la batalla.

  • Columnas de camiones y tanques quedaron abandonados por falta de combustible y repuestos.

  • La disciplina a menudo colapsó ante el asalto de las tropas israelitas.

  • Un coronel cuyo vehículo se descompuso fue ignorado por los conductores de sus ejércitos a pesar de hacer señales con una bandera pidiendo un transporte alterno.

  • Egipto tenía algunas de sus tropas élite de ataque en el desierto de Sinaí, veteranos de la campaña de Yemen. La mayoría de estas unidades fueron destruidas.

  • Israel se apropió de toneladas de equipo militar ruso por valor de 2.000 millones de dólares, consistente de tanques, armas pequeñas y municiones, que quedaron esparcidos por toda la península del Sinaí.

  • Dos trenes cargados con gas venenoso también fueron encontrados en la península del Sinaí».

Una vez más Israel fue salvado y librado milagrosamente de sus enemigos, gracias a la intervención maravillosa del Todopoderoso, tal como lo hiciera tantas veces en el pasado. Ese mismo Dios todavía promete:

"Pero todos los que te devoran, Serán devorados, Y todos tus cautivadores irán al cautiverio, Y todos los que te despojan serán despojados, Y todos los que te saquean serán saqueados.
Yo haré curar tus llagas, Y sanaré tus heridas, dice YHVH, Porque te llamaron la repudiada, diciendo: ¡Ésta es Sión, de la quien nadie cuida!" (Jer. 30:16, 17).

Dios es el mismo ayer y hoy y El cumple sus promesas, es un milagro que Israel sea una nación muy avanzada a pesar de vivir rodeada de países hostiles. En 1899 durante una época de fuerte antisemitismo, personalidades importantes declararon abiertamente su desprecio tales como Thomas Edison o Henry Ford, quien divulgo entre sus empleados “Los protocolos de los sabios del Sion”. En este contexto, hubo un importante autor que se pronuncio al respecto elogiando al pueblo judío. Este autor fue Mark Twain y expreso:

“Los egipcios, los babilonios y los persas se elevaron, llenaron el planeta con sonido y esplendor, después se adormecieron y desaparecieron; les siguieron los griegos y los romanos, hicieron mucho ruido y se fueron; otros pueblos han surgido y mantenido su antorcha en alto por un tiempo, pero ésta se quemó y ahora se encuentran en la penumbra o han desaparecido. El judío los vio a todos, los venció a todos y es hoy tal como siempre ha sido; sin exhibir ninguna decadencia, ninguna enfermedad a causa de la edad, ninguna debilidad de sus partes, ninguna disminución de sus energías, no decayó su alerta ni su mente agresiva. Todas las cosas son mortales menos el judío; todas las otras fuerzas pasan, pero él permanece. ¿Cuál es el secreto de su inmortalidad?”


FUENTE: lascronicasdelmesias.org (17-08-2018)

Deja un comentario

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.