Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Jueves, 08 Marzo 2018 16:55

Que Las Bendiciones No Te Cieguen

Escrito por
Cuentan que un viejo avaro visitó a su rabino y después de conversar un rato con él su maestro lo llevó hasta la ventana del cuarto y le dijo: Mira, ¿qué ves?
 
El avaro contestó: Veo hombres, mujeres y niños.
 
El rabino entonces, tomándole de la mano lo llevó hasta un espejo y le dijo: ¿Qué ves ahora?
Me veo a mí mismo, contestó el anciano.
 
El rabino entonces le dijo: Tanto en la ventana como en el espejo hay vidrio, pero el del espejo está recubierto de plata, y tan pronto como se agrega este metal, ya no es posible ver a los demás y sólo se ve uno mismo.
 
Nuestra vista puede estar cegada por dinero, fama, éxito y muchas otras cosas. Cuando permitimos que ellas ocupen el primer lugar, empezamos a vernos a nosotros mismos, olvidando a nuestro prójimo y las cosas que realmente importan.
 
Quizás esa es una de las razones por las que Dios muchas veces no concede nuestras peticiones, porque Él sabe que el momento en el que tengamos aquello que pedimos podemos perder la perspectiva y dejar de ver a los demás e incluso a Él.
 
Tener dinero, alcanzar nuestras metas y ser conocidos no son cosas malas, el problema está cuando ponemos nuestro corazón y nuestras fuerzas en esas cosas, olvidando lo verdaderamente valioso.
 
Mateo, en el capítulo 6, versículo 21, nos muestra esta gran verdad cuando dice: “Donde esté tu tesoro, allí estarán también los deseos de tu corazón”
 
No descuides las cosas que importan, no te  olvides de las personas que amas y que te rodean. Si Dios te bendice con cosas materiales, espirituales, salud, familia, trabajo  o en cualquier área, dale las gracias por su provisión, reconoce que todo lo que tenemos y somos es por Él y su infinita misericordia.
 
Que tu vista no se recubra con plata como un espejo, sino que se conserve limpia como el cristal para no perder de vista lo que realmente importa.  No pongas tu corazón en las cosas pasajeras.

Ana María Frege Issa
 
Fuente: CVCLAVOZ
Más en esta categoría: « Un "Si" De Amor Cuidar La Creación »

Deja un comentario

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.