Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Martes, 28 Noviembre 2017 15:00

Limpiados

Escrito por
Leer: Ezequiel 36:24-32
Esparciré sobre vosotros agua limpia, y seréis limpiados… (v. 25).

Cuando abrí el lavavajillas, me pregunté qué habría salido mal. En lugar de estar limpios y relucientes, los platos estaban cubiertos de un polvo calizo. Me pregunté si el agua calcárea de nuestra zona estaría haciendo estragos, o si la máquina se había dañado.
 
La limpieza de Dios, a diferencia de un lavaplatos averiado, lava todas nuestras impurezas. En el libro de Ezequiel, vemos que Dios llama a su pueblo a regresar a Él cuando Ezequiel comparte el mensaje de amor y perdón del Señor. Los israelitas habían pecado y proclamado su lealtad a otros dioses y otras naciones.
 
Sin embargo, el Señor fue misericordioso y los recibió con los brazos abiertos. Prometió limpiarlos «de todas [sus] inmundicias; y de todos [sus] ídolos» (36:25). Al poner su Espíritu en ellos (v. 27), los llevaría a una condición de fecundidad donde no pasarían hambre (v. 30).
 
Al igual que en la época del profeta Ezequiel, hoy el Señor nos recibe con los brazos abiertos si nos extraviamos. Cuando sometemos nuestras vidas a su voluntad y sus caminos, Él nos transforma y nos limpia de nuestros pecados. Como su Espíritu Santo habita en nosotros, nos ayuda a seguirlo día a día. — Amy Boucher Pye

Señor, la sensación de que me limpies y me perdones no tiene igual. Gracias por transformarme en una nueva persona.
 
El Señor nos limpia.
 
Fuente: Nuestro Pan Diario
Más en esta categoría: « ¡No Digas No Puedo! Defensa Personal »

Deja un comentario

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.