Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *

Devocionales

Recientemente escuché una prédica en la que se hacía énfasis en la naturaleza egoísta del ser humano.
¿Por qué buscan entre los muertos a alguien que está vivo? ¡Él no está aquí! ¡Ha resucitado! Lucas 24: 5-7. (NTV)
En el proceso de crecimiento nos capacitamos para muchas cosas, pero realmente veremos si hemos aprendido cuando apliquemos la enseñanza en nuestras vidas.
Leí un mensaje en el cual se hacía una comparación en cuanto a la prioridad que se da  trabajo y a la relación con Dios. Básicamente decía que algunas personas hacían todo el esfuerzo para cumplir horarios, obligaciones, seguir reglas, etc. en su fuente laboral pero con Dios era lo contrario, lo tomaban a la ligera.
Todo padre sabe que si quiere dejar un legado de valor a su hijo, lo primero que deberá hacer, incluso antes de planificar la educación que pueda darle, será cuidar el ejemplo que le está dando.
Ciertamente a todos nos gusta recibir lo bueno de la vida, salud, un hogar, un matrimonio estable, hijos, dinero, regalos, etc. Pero ¿Qué pasa cuando nuestras expectativas no son cumplidas o sucede algo inesperado que derrumba todo lo planeado?
La Biblia tiene enseñanzas útiles para la vida diaria sobre la obediencia, la fe y el propósito. Hoy te invito a conocer las lecciones que se aprenden en el mar, con base en la palabra de Dios.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.