Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *

Devocionales

En el libro de Jonás encontramos el relato de las diversas situaciones que atravesó este profeta en su intento por desatender la instrucción que recibió de Dios, hasta el momento en que se sienta en las afueras de Nínive para ver lo que sucedería con la ciudad.
¿Estás preparado para la prueba o los grandes desafíos que se vienen a tu vida? ¿A cuántos no nos ha pasado en nuestra vida estudiantil que, sin tenerlo planificado, al docente se le ocurrió hacer un examen sorpresa?
Al conocer a Cristo y aceptarlo como nuestro Salvador, damos comienzo a una nueva vida, misma que no nos será posible conocer en su totalidad, si no permitimos que el Espíritu de Dios nos transforme.
Esta es la escena original que determinó el futuro del hombre: Eva le extendió la fruta prohibida a Adán, él la mordió y al instante se abrieron sus ojos, se dieron cuenta que estaban desnudos y se escondieron cuando Dios llamó a Adán.
“Nada hay fuera del hombre que entre en él, que le pueda contaminar; pero lo que sale de él, eso es lo que contamina al hombre.” (Marcos 7:15 RV60)
Mientras Jesús hablaba, se acercó una multitud, liderada por Judas, uno de los doce discípulos. Judas caminó hacia Jesús para saludarlo con un beso. Entonces Jesús le dijo: «Judas, ¿con un beso traicionas al Hijo del Hombre?». Lucas 22:47-48 (NTV)
“Hermanos, no seáis niños en el modo de pensar, sino sed niños en la malicia, pero maduros en el modo de pensar.” 1 Corintios 14:20 (RVR1960)
Página 1 de 187

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.